Archivo de la etiqueta: Cuba

Cuba, referente a nivel internacional en la prevención y tratamiento de la diabetes

Publicado por Orestes Eugellés Mena

Cuba constituye un referente a nivel internacional en la prevención y tratamiento de la diabetes, considerada como una catástrofe mundial en salud, aseveró este miércoles en La Habana Ileydis Iglesias, directora del Instituto Nacional de Endocrinología.

En declaraciones a Prensa Latina, en el contexto del I Congreso Internacional de Diabetes que sesiona en el Palacio de Convenciones de esta capital hasta el 24 de mayo, la especialista resaltó que Cuba es el país con mejor control glucémico de sus pacientes, según reportes de la Organización Panamericana de la Salud.

Lo anterior es posible a pesar de las limitaciones que tiene la nación como el no contar con una glucometría de monitoreo continuo o una bomba de infusión de insulina para pacientes que no resuelven con las inyecciones múltiples, por ser dispositivos hechos con tecnología norteamericana.

Al referirse a los beneficios que reciben los pacientes cubanos, Iglesias mencionó diversos programas existentes como los que atienden la diabetes en el embarazo, con equipos multidisciplinarios en los hospitales ginecobstétricos, además de los dirigidos a niños y adolescentes con esta condición crónica.

Destacó también un programa dedicado a la atención al adulto mayor, pues la prevalencia más alta de diabetes en Cuba tiene lugar en mayores de 60 años, con cifras que suben a más de 200 personas por cada mil habitantes.

Según la doctora cubana, la isla caribeña es el país de América Latina con más especialistas en endocrinología, lo cual constituye otro de los logros, unido al descubrimiento del Heberprot-P, medicamento único que ha logrado disminuir más del 70 por ciento del riesgo de amputaciones.

Sin embargo, pese a las bondades de un programa nacional que data del año 1975 y de contar con una red de centros de atención al diabético a lo largo de todo el país que ya suman 18, aún existen algunas fisuras, declaró Iglesias.

En ese sentido, explicó que al cierre de 2018 la diabetes en Cuba mostró una prevalencia de 64,3 por cada mil habitantes, lo que se traduce en 747 mil 466 diabéticos registrados por la Atención Primaria de Salud, prevalencia que va en aumento por el incremento del sedentarismo y la obesidad.

Con respecto a esta última condición, aseguró que Cuba es uno de los países del Caribe con mayores índices de obesidad, fundamentalmente en mujeres, por lo que hay que prestar especial atención a las féminas en edad reproductiva para evitar complicaciones durante el embarazo.

La especialista añadió que en la Isla las personas pueden vivir con diabetes con una esperanza de vida muy similar a los que no sufren la enfermedad, aunque advirtió que el padecimiento tributa a las primeras causas de muerte del país y del mundo, por lo que este evento se convierte en un escenario propicio para su prevención y promoción.

El I Congreso Internacional de Diabetes coincide con el X Congreso Cubano de la especialidad, espacios en los que unos 400 especialistas de América Latina, Europa, Asia y Estados Unidos debaten en torno a esta condición padecida por más de 422 millones de personas en el mundo.

(Con información de Prensa Latina)

Cuba, referente a nivel internacional en la prevención y tratamiento de la diabetes

Publicado por Orestes Eugellés Mena

Cuba constituye un referente a nivel internacional en la prevención y tratamiento de la diabetes, considerada como una catástrofe mundial en salud, aseveró este miércoles en La Habana Ileydis Iglesias, directora del Instituto Nacional de Endocrinología.

En declaraciones a Prensa Latina, en el contexto del I Congreso Internacional de Diabetes que sesiona en el Palacio de Convenciones de esta capital hasta el 24 de mayo, la especialista resaltó que Cuba es el país con mejor control glucémico de sus pacientes, según reportes de la Organización Panamericana de la Salud.

Lo anterior es posible a pesar de las limitaciones que tiene la nación como el no contar con una glucometría de monitoreo continuo o una bomba de infusión de insulina para pacientes que no resuelven con las inyecciones múltiples, por ser dispositivos hechos con tecnología norteamericana.

Al referirse a los beneficios que reciben los pacientes cubanos, Iglesias mencionó diversos programas existentes como los que atienden la diabetes en el embarazo, con equipos multidisciplinarios en los hospitales ginecobstétricos, además de los dirigidos a niños y adolescentes con esta condición crónica.

Destacó también un programa dedicado a la atención al adulto mayor, pues la prevalencia más alta de diabetes en Cuba tiene lugar en mayores de 60 años, con cifras que suben a más de 200 personas por cada mil habitantes.

Según la doctora cubana, la isla caribeña es el país de América Latina con más especialistas en endocrinología, lo cual constituye otro de los logros, unido al descubrimiento del Heberprot-P, medicamento único que ha logrado disminuir más del 70 por ciento del riesgo de amputaciones.

Sin embargo, pese a las bondades de un programa nacional que data del año 1975 y de contar con una red de centros de atención al diabético a lo largo de todo el país que ya suman 18, aún existen algunas fisuras, declaró Iglesias.

En ese sentido, explicó que al cierre de 2018 la diabetes en Cuba mostró una prevalencia de 64,3 por cada mil habitantes, lo que se traduce en 747 mil 466 diabéticos registrados por la Atención Primaria de Salud, prevalencia que va en aumento por el incremento del sedentarismo y la obesidad.

Con respecto a esta última condición, aseguró que Cuba es uno de los países del Caribe con mayores índices de obesidad, fundamentalmente en mujeres, por lo que hay que prestar especial atención a las féminas en edad reproductiva para evitar complicaciones durante el embarazo.

La especialista añadió que en la Isla las personas pueden vivir con diabetes con una esperanza de vida muy similar a los que no sufren la enfermedad, aunque advirtió que el padecimiento tributa a las primeras causas de muerte del país y del mundo, por lo que este evento se convierte en un escenario propicio para su prevención y promoción.

El I Congreso Internacional de Diabetes coincide con el X Congreso Cubano de la especialidad, espacios en los que unos 400 especialistas de América Latina, Europa, Asia y Estados Unidos debaten en torno a esta condición padecida por más de 422 millones de personas en el mundo.

Miguel Díaz-Canel pronuncia su primer discurso en Debate General de la ONU

Publicado por Orestes Eugellés Mena

El Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, inició su primera intervención en el Debate General de la ONU recordando a los dignos cubanos que han hablado en ese mismo escenario antes que él, como Fidel Castro, Ernesto Che Guevara, Raúl Castro y Raúl Roa.

Varios minutos de su discurso fueron dedicados a denunciar la irracionalidad de un mundo donde el 0,7 por ciento más rico de la población se apropia del 46 por ciento de toda la riqueza, mientras tanto el 70 por ciento más pobre solamente accede al 2,7 por ciento de la misma, y unos 3 mil 400 millones de seres humanos viven en la pobreza.

Esas realidades, dijo Díaz-Canel Bermúdez, “no son frutos del socialismo como afirmara el presidente estadounidense, Donald Trump,” sino que son consecuencias del capitalismo, en particular del imperialismo y del neoliberalismo, del egoísmo, de un paradigma que privilegia la concentración de la riqueza en pocas manos.

El capitalismo -consideró- ha afianzado el colonialismo, es opuesto a la solidaridad y a la participación democrática, promueve el saqueo, amenaza a la paz y constituye el mayor peligro para el equilibrio del planeta.

Al referirse a desafíos actuales de la humanidad, el mandatario cubano criticó la inexistencia de una voluntad política de los países industrializados para solucionar problemas como la pobreza, el hambre y las enfermedades prevenibles. Esas naciones, sostuvo, tienen el deber moral, la responsabilidad histórica y recursos abundantes para resolver los flagelos globales más apremiantes como el cambio climático, al que calificó como “otra realidad ineludible” y “una cuestión de supervivencia”, pues algunos de sus efectos son ya irreversible, afirmó.

Sin embargo -argumentó Díaz-Canel Bermúdez- Estados Unidos, uno de los principales contaminantes de ayer y de hoy, rechaza acompañar a la comunidad internacional en el cumplimiento del Acuerdo de París referido al cambio climático.

El Presidente argumentó que, más aún, como si no sobraran las amenazas sobre la humanidad y sus deslumbrantes creaciones, es un hecho que se perpetúa y expande el hegemonismo militar y nuclear, en detrimento de la aspiración mayoritaria de los pueblos a un desarme general y completo.

Dijo que Cuba comparte este ideal y, como prueba de su compromiso, el 31 de enero pasado, se convirtió en el quinto Estado en ratificar el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares”.

Aludió también a la cooperación internacional para la protección de los derechos humanos, y planteó que resulta un imperativo, pero su manipulación viola los derechos a la paz y a la libre determinación de los pueblos.

El Presidente reafirmó que Cuba rechaza el empleo encubierto de las nuevas tecnologías de información y telecomunicaciones para agredir a otros Estados, el uso de las amenazas, el unilateralismo y las presiones, las que han sido utilizadas en la retórica de los EE.UU., y que plantean enormes desafíos dentro de las propias Naciones Unidas.

En otro momento de su discurso se cuestionó por qué no acabar de concretar el prometido fortalecimiento de la Asamblea General como principal órgano de deliberación, decisión y representación.

“No debe retrasarse ni impedirse la reforma del Consejo de Seguridad, urgida de ajustarse a los tiempos, democratizando su composición y métodos de trabajo”, pidió.

Citó lo expresado por el Comandante en Jefe, Fidel Castro, en ocasión del quincuagésimo aniversario de la ONU, donde abogó por un mundo sin hegemonismo ni armas nucleares, intervencionismo, racismo ni odios religiosos ni ultrajes a la soberanía de los países.

Cuba, único país del mundo con desarrollo sostenible

Publicado por Orestes Eugellés Mena
Cuba fue declarada esta semana como el único país del mundo con desarrollo sostenible, según el informe que presenta bienalmente el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés)

De acuerdo con el documento que WWF elabora cada dos años, y que en esta ocasión se presentó en Pekín -la capital china-, si las cosas siguen como en la actualidad, hacia 2050 la humanidad necesitaría consumir los recursos naturales y la energía equivalentes a dos planetas Tierra.

Se trata de un círculo vicioso, ya que los países pobres producen un daño per cápita a la naturaleza mucho menor, pero a medida que se van desarrollando -y en esa tendencia están China o la India- el índice va aumentando a niveles insostenibles por el planeta.

En medio de ese panorama, la mayor isla de las Antillas destaca por sus indicadores favorables, y aunque el texto aclara que eso no significa que Cuba sea un país perfecto, sí es el único que cumple con las condiciones.

El desarrollo sostenible se basa en tres factores: sociedad, economía y medio ambiente.

En el informe de Brundtland de 1987 se define como sigue: Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones del futuro para atender sus propias necesidades.

WWF ha elaborado en su informe un gráfico en el que sobrepone dos variables: el índice de desarrollo humano establecido por la Organización de Naciones Unidas (ONU), y la llamada “huella ecológica”, que señala la energía y recursos por persona que se consumen en cada país.

Sorprendentemente, mientras el ecosistema mundial se está degradando a un ritmo sin precedentes en la historia, sólo Cuba tiene en ambos casos niveles suficientes que le permiten ser designado un país que “cumple los criterios mínimos para la sensibilidad”.

Según la ONU, el país caribeño alcanza un buen indicador de desarrollo gracias a su alto nivel de alfabetización y una esperanza de vida bastante elevada; al mismo tiempo, su huella ecológica no es grande, al ser un Estado con bajo consumo de energía.

De hecho, la región latinoamericana en general parece ser la que se encuentra más cerca de la sostenibilidad, ya que otras naciones como Brasil o México se aproximan a los mínimos necesarios, frente a la situación de regiones como África (con bajo consumo energético pero muy subdesarrollada) o Europa, donde se da el caso inverso.

No sé exactamente a qué se debe la buena situación de América Latina, pero sí se puede dar uno cuenta que es allí donde la gente parece más feliz, y quizá se deba a un mayor equilibrio entre desarrollo y medio ambiente, aseguró Jonathan Loh, uno de los autores del informe.

Pese a las buenas vibraciones transmitidas por el bloque latino, la situación global que visualiza el informe de WWF es desalentadora, por ejemplo: el número de especies de animales vertebrados descendió un 30 por ciento en los últimos 33 años.

El director general de esa organización, James Leape, declaró en Pekín que la huella que deja el hombre es tal que se consumen recursos en un tiempo muy rápido, que impide a la Tierra recuperarlos.

Ese indicador se ha triplicado entre 1961 y 2003, por lo que el ser humano ya impacta en el planeta un 25 por ciento más de lo que el proceso regenerativo natural de la Tierra puede admitir.

Hay además un empeoramiento de la situación, a pesar de esfuerzos como el Protocolo de Kioto para intentar arreglarla: en el informe de WWF publicado en 2004, ya el impacto del hombre sobrepasaba en un 21 por ciento a la capacidad regeneradora del planeta.

WWF (World Wildlife Found) es la mayor organización conservacionista independiente en el mundo, su misión es detener la degradación del ambiente natural y construir un futuro en el que los seres humanos vivan en armonía con la naturaleza.

Esa institución cuenta con unos cinco millones de miembros y una red mundial de 27 organizaciones nacionales, cinco asociadas y 22 oficinas de programas que trabajan en más de 100 países.

El WWF ha jugado un papel fundamental en la evolución del movimiento ambientalista internacional, rol que continúa en pleno crecimiento y desarrollo, y Cuba es en la actualidad el más claro ejemplo de ello.

En reiteradas ocasiones, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha reconocido que el Estado insular es un referente continental en la integración de políticas y acciones para el desarrollo sostenible.

El pasado mes de julio, el representante residente adjunto del PNUD en Cuba, Claudio Tomasi, expresó a Prensa Latina que el esquema de desarrollo del país conjuga la parte económica con una componente social y ambiental mediante programas integrados que permiten ahorrar esfuerzos y fondos con mayores resultados.

Enfrentar los problemas medioambientales que enfrenta el planeta -entre ellos el cambio climático y la descontrolada explotación de los recursos naturales- implica modificar, cambiar y rehacer las lógicas de producción a escala global, pues no es solo un problema de los gobiernos sino de toda la sociedad.
Tonado de CUBASi