Archivo por días: 6 Mayo 2020

La producción de alimentos es asunto de seguridad nacional

Publicado por Orestes Eugellés Mena

La producción de alimentos deviene prioridad en Cuba, y más ante la crisis sanitaria y económica que supone hoy la pandemia de la COVID-19

La producción de alimentos deviene prioridad en Cuba, y más ante la crisis sanitaria y económica que supone hoy la pandemia de la COVID-19. En esta contingencia, el Ministerio de la Agricultura (Minag) redobla esfuerzos para incrementar la siembra, el acopio y la comercialización de los productos agropecuarios, con el objetivo de atender las demandas de la población y cubrir las entregas planificadas a la industria nacional.

Así lo constató Gustavo Rodríguez Rollero, titular del Minag, en su más reciente comparecencia en el programa televisivo Mesa Redonda.

El Ministro destacó el intercambio directo que se desarrolla en todo el país, con los más de 400 000 productores que integran el sistema agropecuario cubano, quienes han respondido de manera positiva al llamado de incrementar la producción alimentaria.

Señaló que se han buscado diversas soluciones y alternativas nacionales a la falta de insumos productivos importados, mientras que se potencia la innovación en el uso de implementos fabricados localmente, así como se garantizan las semillas.

En tal sentido, dijo que se observa hoy una mayor intensidad de trabajo en las entidades de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar, mientras que muchas cooperativas incrementan la crianza de aves y cerdos.

Ante la falta de maquinarias y combustibles, refirió que se explota el uso de la tracción animal, al tiempo que se incrementa el acarreo y acopio de las producciones con medios propios.

Igualmente destacable es el papel de diversas cooperativas y productores individuales, quienes en tiempos de pandemia entregan alimentos en mercados, centros del consumo social y centros de aislamiento. «Hay incluso productores que han entregado alimentos de sus fincas donados a las instalaciones de aislamiento».

No obstante, Rodríguez Rollero significó algunas dificultades encontradas, sobre las que el país tomaría medidas:

Subdeclaración de la producción y de siembras realizadas.
Existencia de cultivos no reportados y contratados oficialmente.
Desvíos de las producciones a otros destinos no autorizados.
Ilegalidades y delitos con la producción terminada.

«Prevemos cambiar el método de trabajo de las estructuras empresariales, direcciones de las cooperativas y de dirección estatal de la Agricultura, trabajando directamente en la finca de los productores. Tenemos que acompañar a la cooperativa a llegar hasta la finca del productor, porque allí es donde se ven las cosas y se realiza la producción», aseveró el Ministro.

POR SACARLE MÁS PRODUCTOS A LA TIERRA

El directivo destacó en cifras algunos resultados de los productores cubanos frente a los efectos de la pandemia.

Al respecto, significó que se incrementaron en un 20 % los acopios de productos agrícolas, mientras que también aumentó el abastecimiento a los mercados agropecuarios estatales.

La utilización de las producciones que se destinaban al turismo, un mayor acopio a los productores y una mayor exigencia y control de los destinos de las producciones han contribuido a este fin, reconoció.

En este punto, explicó que se atiende la situación de las provincias de Holguín, Las Tunas y Camagüey, con menores ventas de productos a la población.

Entre otros datos significativos, subrayó que unas 962 toneladas de productos han sido entregadas a los centros de aislamiento; mientras que se han comercializado unas 185 021 bolsas de productos para grupos de riesgo identificados, de conjunto con los consejos de defensa.

Dijo también que se comercializan y entregan a la población unas 44 319 toneladas de papa, y con relación a otro alimento de alto valor nutricional, el huevo, refirió que se cumplía con la entrega de los diez huevos por persona y 15 para La Habana, de forma normada y regulada.

«Se puede asegurar que está garantizado el huevo, como resultado de una estabilidad en la producción, que se mantendrá en los próximos meses», añadió.

PREPARATIVOS PARA LA SIEMBRA DE PRIMAVERA

El país se acerca a la primavera, época del año en que se incrementan las lluvias, por lo que el desafío es aprovechar este máximo las jornadas que llegarán con este mes de mayo, y aumentar la producción de alimentos.

Señaló que, ante la cercanía de esta fecha, la preparación y alistamiento de las tierras tenía máxima prioridad.

«Se le ha dado movimiento a 176 000 hectáreas de tierras con un promedio aproximado de 50 000 hectáreas por semana, de las cuales actualmente están listas para sembrar 60 000», precisó.

No obstante, aclaró que se continuará intensificando la preparación de las tierras, si bien faltan por roturar 118 000 hectáreas, el 31 % del plan de siembra de la campaña de primavera.

Para este periodo del año, una de las estrategias del país ha sido priorizar las siembras de cultivos de ciclo corto, en aquellos lugares donde comenzó a llover o existe riego de agua asegurado.

«Se han sembrado, desde el 1ro. de marzo hasta el 30 de abril, unas 86 000 hectáreas, a un ritmo de 10 000 hectáreas por semana, y con el inicio de las lluvias este ritmo se incrementará», aseveró.

Enumeró algunos de los alimentos que se priorizan, como plátano, yuca, boniato, calabaza, pepino, berenjena, habichuela y quimbombó.

Especial atención tiene la siembra de maíz, decisivo en la ganadería, por lo que el país se ha comprometido a producir unas 100 000 toneladas de maíz grano seco.

Añadió que se contabilizan buenas experiencias en la Isla con el aporte a la producción de más de 500 000 tenentes de patios de tierra y parcelas para cultivos varios.

Otro de los aspectos que el Ministro subrayó para esta contienda fue el control de los bancos de semillas, con el objetivo de tener garantía y respaldo ante los niveles planificados para la siembra.

ESPECIAL ATENCIÓN A LA PRODUCCIÓN DE ARROZ Y CARNE PORCINA

Cuba atiende de manera diferenciada la producción de arroz y carne porcina en la actual situación del país, aseveró el Ministro de la Agricultura.

Sobre el arroz, explicó que, por dificultades con los insumos, se incumplió la siembra de la época de frío en 22 000 hectáreas. Actualmente se desarrolla la siembra de primavera, con un atraso de 4 600 hectáreas.

«Tuvimos una reunión con las empresas arroceras del país y orientamos que se reunieran con los más de 10 000 productores de arroz del territorio nacional. La gente quiere producir arroz, tenemos un programa arrocero, tenemos tierra, agua en algunos lugares. Cuba necesita producir arroz», aseguró.

En ese sentido, Gustavo Rodríguez anunció que se realizará un proceso de análisis y discusión con los 10 000 productores arroceros antes del 30 de mayo, para aplicar variantes ante la no existencia de fertilizantes y plaguicidas que requiere el cultivo en sus tecnologías.

Con relación a la producción de carne de cerdo, refirió que, desde enero hasta la fecha, más de 11 528 toneladas se habían dejado de entregar a la industria cárnica, al tiempo que se le debían a los productores unas 76 778 toneladas de alimentos, como parte del contrato realizado.

«La producción porcina se encuentra hoy en apenas unas 9 000 toneladas mensuales y se estima que pueda incrementarse a unas 11 000 toneladas por mes en septiembre, de asegurarse los alimentos para la ceba, fundamentalmente de producción nacional».

De igual forma se refirió al trabajo desarrollado en la creación de infraestructuras para la producción de carne a nivel local, así como a la mayor disponibilidad de pies de crías en varios territorios.

«Muchos campesinos y cooperativas están participando en la construcción de naves rústicas y módulos pecuarios, además de la cría de aves y de cerdos criollos», comentó Rodríguez Rollero, entre otros asuntos de relevancia para enfrentar esta difícil coyuntura, que atraviesa el país, provocada por la emergencia epidemiológica causada por la COVID-19.

El ajuste al Plan de la Economía, que se aprobó en el más reciente Consejo de Ministros, incluyó cerca de una treintena de premisas, entre las que se incluyó potenciar la producción agropecuaria; destinar recursos materiales y financieros en divisas, preferencialmente, para las producciones de arroz, plátano, frijol, maíz, boniato, huevos, carne de cerdo y ganado menor; y priorizar la acuicultura y también la producción nacional de alimento animal.

Ante los miembros del Consejo de Ministros, el Presidente Díaz-Canel ratificó que «en estas condiciones el Estado tiene que asumir la planificación y cada vez esta tiene que ser más inteligente y precisa».

Tomado de Granma