Apoyamos las fuerzas progresistas de Honduras

Publicado por Orestes Eugellés Mena

Alianza de Oposición festeja victoria
Miles de hondureños y hondureñas volvieron a movilizarse hasta el
Tribunal Supremo Electoral exigiendo que reconozca ya la victoria de
Salvador Nasralla.

Un proceso electoral que ha visto a millones de hondureños y
hondureñas salir pacíficamente a votar para elegir a sus autoridades
para los próximos cuatro años se está convirtiendo aceleradamente en
una farsa electoral, que pronto podría convertirse en una peligrosa
crisis política.

Los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) se niegan a dar a
conocer los resultados de las elecciones del 26 de noviembre. El único
informe de la madrugada del pasado lunes -logrado por la presión de
los observadores internacionales- se refería a un 58% de las actas,
donde el candidato de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla,
tenía una ventaja superior a los 100 mil votos sobre su principal
contrincante, el actual mandatario Juan Orlando Hernández.

Ambos candidatos se han declarado ganadores, los ánimos se están
caldeando y el TSE, sospechosamente, calla. Solamente el magistrado
suplente del TSE Marco Ramiro Lobo admitió que la victoria de Nasralla
“es irreversible”.

De acuerdo con el presidente del TSE Davíd Matamoros, el tribunal dará
resultados definitivos hasta que cuente todas las actas. Aún faltarían
unas 7500 actas que supuestamente no se han podido transmitir
electrónicamente desde los centros de votaciones y que en estas horas
están siendo entregadas fisicamente. Estas actas representan
aproximadamente unos 2 millones de votos. Los resultados se darían a
conocer hasta el día jueves 30 de noviembre.

Sin embargo, tanto la Alianza de Oposición como el Partido Liberal
aseguran tener en sus manos una cantidad mucho mayor de actas. Según
los datos del conteo paralelo de la Alianza de Oposición, con el 71.4%
de las actas físicas procesadas Nasralla (45.6%) mantendría una
ventaja de 5 puntos sobre Hernández (40.6%). Muy atrás el candidato
liberal Luis Zelaya con el 13.9%. La diferencia es de casi 118 mil
votos. Los liberales dicen tener en sus manos más del 90% de actas.

“El Tribunal tiene los mismos datos. Los observadores también. La
tendencia es irreversible y yo soy el nuevo presidente. ¿Por qué
entonces callan?”, se preguntó Nasralla ante una multitud que se
reconcentró frente a las instalaciones del TSE para exigir que deje de
atrasar la publicación de resultados.

La incertidumbre creada por las autoridades electorales está siendo
aprovechada por el partido oficialista y por el actual mandatario y
candidato a la reelección, quien se ha proclamado ganador, aunque el
conteo presentado por él se refiere siempre a encuestas internas.
Activistas del Partido Nacional salieron a las calles en diferentes
partes del país.

Juan Orlando Hernández se está quedando solo, ya que el candidato del
Partido Liberal, Luis Zelaya, reconoció la victoria de Nasralla y
aceptó trabajar con él y la Alianza durante la próxima legislatura.

“Juan Orlando (Hernández) y su partido no se atreven a reconocer su
amplia derrota. Por favor, háganlo. Ya no pueden revertir eso. El
pueblo decidió y lo deben respetar. Espero que el tribunal en las
próximas horas tome la decisión de decir la verdad”, dijo Nasralla
ante la multitud. (Giorgio Trucchi)

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*